fbpx

Audiencia de las Hermanas del Huerto con el Papa

Con motivo del XX Capítulo General que se está realizando estos días, las Hijas de María Santísima del Huerto mantuvieron un encuentro con el Papa Francisco en la Sala del Consistorio del Vaticano. Allí el Santo Padre les invitó a seguir con su misión atentas al mundo, a las necesidades de las «periferias existenciales». Les recordó también la importancia de acercarse a los hermanos que más sufren: «Tocar con la mano nos humaniza», afirmó el Santo Padre.

El Papa se detuvo en el sentido del Capítulo, que, en cada familia religiosa, representa un “momento fundamental del camino de su vida, significa encuentro, diálogo, responsabilidad, comunión evangélica”. Al Pontífice le agradó el hecho de que las Hermanas decidieron poner los trabajos del Capítulo General y sus frutos bajo la custodia de San José, pues los iniciaron en la víspera de su Solemnidad. “Él, el artesano de Nazareth, que también con su trabajo, participó en el designio de salvación y lo sirvió fielmente, como hombre justo que era”, subrayó.

Según el Obispo de Roma, este modelo de San José también está presente en el Fundador de la congregación, San Antonio María Gianelli, a quien consideró “un apóstol del Evangelio del trabajo, elemento esencial de la vida personal, familiar y social”. Él fue, puntualizó Francisco, un “celoso trabajador en el campo del Señor, dedicado al servicio a la Palabra de Dios, tanto en la predicación como en los hechos”.

En la predicación –subrayó el Pontífice- Gianelli testimoniaba y proclamaba la fe en la providencia de Dios. “Con sus obras de misericordia mostró el camino de la santidad y atrajo a la gente a seguirlo, dando ejemplos de caridad concreta y solidaria con los más pequeños y marginados de la sociedad”, añadió.

En 1829, como explicó Francisco, San Antonio María Gianelli dio vida a un servicio caritativo confiado a algunas mujeres, llamadas “Damas de la Caridad”, del que tomó forma el Instituto de las Hijas de María Santísima del Huerto, más conocidas como Gianellinas.

“En poco tiempo se han dado a conocer en diferentes partes del mundo y buscaron cumplir con la vocación recibida, llevando a cabo la misión evangelizadora con el trabajo de la caridad”.

Las religiosas eligieron el lema “Atentas al mundo, con el corazón en Dios” para el Capítulo General, que “traduce bien la inspiración gianellina de cuidar, de ser prójimo, de hacer el bien, enraizado en la vida consagrada al Señor”, consideró el Santo Padre. “Ciertamente se han preguntado cómo responder al desafío actual de una cultura de la autorreferencialidad, de la indiferencia y del egoísmo, que perturba el orden de las relaciones humanas y abre los múltiples atajos de la esclavitud, la injusticia y la explotación, que ofenden la dignidad de las personas”, agregó.

 

Francisco se refirió a la presencia de las Hermanas en distintos países, donde encuentran “tantas situaciones de sufrimiento, pobreza, prepotencia”.

Con estas raíces y con esta solidez interior, afirmó el Papa, “ustedes pueden salir a las calles del mundo y pueden hacerse, como se proponen, “atentas al mundo”. Francisco les sugirió dos simples consejos para su reflexión y camino.

La primera es: “Atento al mundo -en el sentido evangélico- es alguien que sabe sorprenderse, alguien que está abierto a captar las semillas del reino de Dios presentes en la realidad, porque sabe que el Espíritu Santo está siempre actuando y actúa libremente y a menudo de forma sorprendente”. Francisco aclaró que “atención” no significa juicio, prejuicio, sospecha, desconfianza o miedo, sino “sano realismo, sencillez, sabiendo tomar las situaciones y las personas como son, y acompañándolas en el camino de la cercanía a Dios y de la madurez en el Señor”.

El segundo fue acercarse, agacharse, tocar con la mano, porque “tocar con la mano nos humaniza”, dijo, no quedándose en el balcón: “Esta es una de las cosas más feas, el cristiano que está en el balcón”. En este sentido, el Papa recordó uno de sus términos recurrentes, balconear, que alude a la actitud de mirar las cosas con asepsia, sin entrar en contacto con el mundo.

“Normalmente, cuando en las confesiones o en el diálogo, le pregunto a una persona: «Pero dime: ¿tú das limosna?». – «Sí, Padre: doy limosna» – «Y dime, cuando das limosna, ¿tocas la mano de la persona que pide, o le miras a los ojos?»  Si eres capaz de tocar, de mirar a los ojos, eso es hermoso. Eso es importante: no balconear, tocar. Atención, pues, como proximidad, para convertirse en vecino, para cuidar”

“Cada vez que nos acercamos a una persona con caridad, con amor, le devolvemos su dignidad”, enfatizó.

Erasmus+ cofinanciado por la Unión Europea (VER VÍDEO)

Con la profesora italiana que véis en pantalla, Simona Appignanesi, acabamos de lograr un hito histórico para nuestro colegio. Además de ser centro acreditado Erasmus+, nos acaban de conceder un proyecto KA-210 llamado «La mythologie et l´art» donde somos centro coordinador de 4 colegios europeos: dos centros italianos de Osimo y Calabro y un centro de Portugal de Sernancelhe.

 
¿Por qué es histórico? 
Porque somos el único centro de Navarra que lo ha conseguido en la segunda ronda y porque solo 19 centros de toda España lo han logrado.
 
Continuamos con nuestro incesante esfuerzo para proporcionar a nuestros queridos.as alumnos.as el máximo de posibilidades para abrirlos al mundo y disfrutar del programa Erasmus+ cofinanciado por la Unión Europea y que permitirá que cualquier alumno nuestro pueda viajar para aprender de manera gratuita.

AYUDA A UCRANIA

Abrumadora respuesta humanitaria: 8.500 kg. de solidaridad
Ante la catástrofe humanitaria que está teniendo lugar en Ucrania, el colegio hizo una llamada a toda la comunidad educativa para que, en la medida de nuestras posibilidades, pudiéramos contribuir a aliviar en algo la terrible situación que están atravesando miles de personas. Desde el jueves 3 al miércoles 9 de marzo se podía traer al centro ayuda humanitaria: alimentos, ropa, etc. La respuesta ha sido extraordinaria no sólo por la gran cantidad de material donado, cuyo peso total ronda los 8.500 kg., sino también por el gran número de familias, profesores y alumnos que han colaborado de manera intensa y desinteresada en las tareas de clasificación, empaquetado y transporte. Sintiéndonos orgullosos de pertenecer a esta gran familia, queremos dar las gracias a todo el mundo por su gran generosidad y esfuerzo. Asimismo dirigimos nuestro agradecimiento a la empresa Valco Melton que ha canalizado todo este proceso solidario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.   
Privacidad